'El árbol sin bosque', de Francisco Fernández | Audiolibro 🎧📚

Título: El árbol sin bosque
Autor: Francisco Fernández
Narrador: Francisco Fernández

 

Capítulos de El árbol sin bosque

Mostrar capítulos

POEMAS

Prólogo  (00:00:08)
Lloraré  (00:12:38)
Un ruido me despertó anoche  (00:14:36)
Tu no beso aún  (00:15:32)
Era mucho más fácil  (00:16:10)
En el fin de los días  (00:19:16)
Paseo por su imaginación  (00:20:21)
No vale tanto  (00:21:28)
Para entender este poema  (00:22:31)
El solitario  (00:24:11)
El desequilibrio como punto intermedio  (00:25:04)
Relevo interlingüístico  (00:26:02)
Las uvas del banquete  (00:26:37)
Aún no se conoce una forma de vida inteligente  (00:27:26)
Si no te quise mañana  (00:29:10)
Uno se siente, a veces  (00:30:37)
El tiempo a cucharadas  (00:31:35)
Estudio de la desigualdad como tinta imborrable  (00:32:22)
Los hay adictos a la miseria  (00:33:40)
Una mano inquieta dejando caer el vaso de leche  (00:34:45)
Preferencias ante una sociedad obsoleta  (00:35:58)
Uno para dos  (00:37:07)
Cuerpo  (00:39:28)
Los amantes naturales  (00:40:31)
Imputación del chivo expiatorio  (00:41:22)
Descuento preguntando por coste de producción  (00:42:13)
El debate de la inanición  (00:43:05)
Mañana pasará rápido  (00:43:59)
Amor entre manos  (00:44:54)
Vas a morir  (00:46:08)
Los falsos profetas no van a la cárcel  (00:46:36)
La noche bajando al mar  (00:47:37)
Rayo latente  (00:48:23)
La historia del final  (00:49:15)
Desde que no está  (00:53:22)
La delgada sombra  (00:54:44)
Canción del verano para la hormiga y la cigarra  (00:55:36)
Ícaro  (00:56:45)
La gran migración  (00:57:32)
Las horas del reloj  (00:59:03)
Esta noche estoy solo  (01:00:14)
Proposición preposicional  (01:01:10)
Zeugma de amor  (01:01:45)
Estromatolitos se llaman  (01:02:21)
Para que me escriba un poema  (01:03:13)
Nadie vendrá a salvarnos  (01:04:35)
Heurística de la normalidad  (01:06:25)
Somos diferentes  (01:08:36)
Creo que la amo  (01:09:27)
Ya sé  (01:13:03)
La vida que viene  (01:14:05)
Por ella  (01:15:25)
Juegos del lenguaje  (01:16:20)
De cómo olvidé todas las palabras  (01:18:06)
Jugar al escondite  (01:21:17)
Usted está usted  (01:22:20)
Alma de cántaro  (01:25:00)
Un país llamado fraude  (01:26:26)
Escribid, malditos  (01:28:07)
Prefiero escribir  (01:29:34)
A cada rato  (01:31:17)
Hay un tiburón en la bañera  (01:32:51)
Pluma  (01:33:51)
Así es imposible  (01:34:43)
No puedo decir que la amé  (01:36:04)
Como si el amor  (01:37:39)
El muestrario  (01:38:46)
Busca que te busca  (01:40:12)

LLORARÉ
 

A mi abuela Mercedes,
mi maestra de lo que hay que saber.
 
"Yo ya no lloro.
Ni siquiera cuando recuerdo
lo que aún me queda por llorar"
José Hierro
 
I
 
Sé que lloraré cuando te vayas,
durante meses,
un torrente
por los ojos.
 
Si es pronto,
la juventud
me aplastará
como a una mosca
veraniega.
 
Si es paciente,
tu abrazo será cada vez más débil,
más inmenso.
 
 
II
 
Por los ojos,
como un niño
de capricho,
incapaz de oponerse a la naturaleza
armado sólo
con una manzana de noche,
temblorosa
como un patio de invierno.
 
Llueve en primavera,
sol
de invierno
cae como hojas,
horas
como despierto
sobre un calendario que penetra
como las grietas
de un beso
sin retorno.
 
 
III
 
Infancia como
un pasillo largo
de sonrisas
y limonero,
qué alto está
¡y no mengua!,
el niño,
y alcanza
el vértigo.
 
Y tú, ancla
de sueños.
 
Sé que lloraré cuando te vayas,
durante siglos,
porque
eres sonrisa,
regazo,
eres mis páginas
 
como un niño.
 
 

12/12/2010

 

'Cantar de Mío Cid', Anónimo

Cantar de Mío Cid

Con grande llanto en los ojos, y muy fuerte lamentando,
la cabeza atrás volvía y quedábase mirando.
Y vio las puertas abiertas, y cerrojos quebrantados,
y vacías las alcándaras sin las pieles ni los mantos...


'Romancero gitano', de Federico García Lorca

Romancero gitano

La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.
En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.
Huye luna, luna, luna.


'Divina Comedia' (Infierno), de Dante Alighieri

Divina Comedia

A mitad del camino de nuestra vida,
en una selva oscura me encontraba
porque mi senda había extraviado.

¡Cuán penosa cosa es decir cuál era
esta salvaje selva, áspera y salvaje
que me vuelve el recuerdo al pensamiento!


'El pirata', de Lord Byron

El pirata

Sobre las rientes olas del mar azul, donde no hay límites para nuestros pensamientos, donde es libre nuestra alma, tan lejos como nos pueden llevar la brisa y las olas espumosas, contemplad nuestro imperio, ved nuestra patria; allí están nuestros dominios, sin fronteras que lo limiten...