Mis inicios como "audiobooker"

Todo comenzó en 2015. Trabajaba como falso autónomo en un lavadero de coches de una gran superficie. No tenía mucho que hacer por las tardes, así que me propuse grabar "La tregua", de Mario Benedetti. Mis herramientas eran una grabadora y un lugar poco propicio para el caso. Estudié Periodismo y Comunicación Audiovisual, así que era una buena forma de recordar conceptos y poner en práctica las competencias adquiridas dentro y fuera del aula.

Una vez terminado mi primer audiolibro, lo subí a mi canal personal de Youtube y ahí se quedó. Un año más tarde, volví a entrar. El vídeo tenía miles de visitas y varias decenas de comentarios. Algo impensable teniendo en cuenta la mala calidad de sonido... Entre esos comentarios, varias personas me agradecían poder escuchar el audiolibro ya que no podían leer por motivos de salud. Y así empezó todo. Pensé que era una buena forma de ayudar a personas que no pueden leer, sea cual sea el motivo.

Grabé algunos audiolibros más con el teléfono móvil. Dos años más tarde, en agosto de 2017, aproveché un viaje al extranjero para comprar de segunda mano un micrófono profesional de gama baja (audio technica at2035), una tarjeta de sonido (Steinberg ur22) y unos auriculares de alta definición (Phillips Fidelio L2). Todo lo que he necesitado hasta ahora.

Durante el proceso he utilizado varios programas: Adobe Soundbooth para grabar a 96 kHz; Audacity para editar audio, y Adobe Premiere para editar vídeo. No me complico demasiado porque a fin de cuentas estoy yo solo, así que tampoco puedo dedicar todo el tiempo que me gustaría a seguir profundizando en todas y cada una de las tareas.

En febrero de 2019 me borraron mi primer canal de Youtube. Fue una mala experiencia, y un orgullo.

Para evitar volver a "desaparecer", tengo dos canales independientes y subo los audiolibros a otras plataformas (no sólo a Youtube). Aproveché los conocimientos que adquirí en un proyecto web anterior que abandoné por falta de colaboración (y el omnipresente derecho a la propiedad intelectual...) para crear esta página web que espero sea cómoda y fácil de utilizar. A medida que aumente el catálogo de audiolibros iré añadiendo mejoras.

Por si todavía no la he escrito; la política de privacidad es muy sencilla: no almaceno ningún dato de ningún visitante. Los únicos scripts que se ejecutan en el navegador son el CDN para que el tema de Bootstrap pueda cargar más rápido; y de Youtube, que inevitablemente necesita saberlo todo de todo el mundo. Por parte del servidor, no sé cuántas visitas tienen la web, ni desde dónde, ni cuánto duran... ni me interesa. No puedes registrarte sencillamente porque no hace falta que te registres. Lo más seguro en internet es no tener nada que proteger.

No puedo negar que me gustaría vivir de esto, aunque soy consciente de que es difícil. Por lo pronto, las únicas formas de ingresar dinero que tengo son la publicidad de Youtube (pronto volverá a estar disponible) y las donaciones a través de Paypal. Si te gustan mis audiolibros, ¡colabora!

Vosotros diréis... Mientras tanto, sólo queda esperar al cobijo de un buen libro, y después otro, y otro, y otro...

 

 

jupiter