'Continúa el asunto', de Sor Juana Inés de la Cruz | Poema

URL de Video remoto

Título: Continúa el asunto
Autora: Sor Juana Inés de la Cruz
Narrador: Francisco Fernández

 

 

Continúa el mismo asunto

 
Feliciano me adora y le aborrezco;
Lisardo me aborrece y yo le adoro;
por quien no me apetece ingrato, lloro,
y al que me llora tierno, no apetezco:
 
a quien más me desdora, el alma ofrezco;
a quien me ofrece víctimas, desdoro;
desprecio al que enriquece mi decoro
y al que le hace desprecios enriquezco;
 
si con mi ofensa al uno reconvengo,
me reconviene el otro a mí ofendido
y al padecer de todos modos vengo;
 
pues ambos atormentan mi sentido;
aquéste con pedir lo que no tengo
y aquél con no tener lo que le pido.

 

  • Prólogo al lector

    Estos versos, lector mío,
    que a tu deleite consagro,
    y sólo tienen de buenos
    conocer yo que son malos,
    ni disputártelos quiero
    ni quiero recomendarlos,
    porque eso fuera querer
    hacer de ellos mucho caso.
    ...

  • Resuelve la cuestión

    Que no me quiera Fabio al verse amado
    es dolor sin igual, en mi sentido;
    mas que me quiera Silvio aborrecido
    es menor mal, mas no menor enfado.
    ¿Qué sufrimiento no estará cansado,
    si siempre le resuenan al oído,
    tras la vana arrogancia de un querido,
    el cansado gemir de un desdeñado?
    ...

  • Imagen
    Fray Miguel de Guevara

    No me mueve, mi Dios, para quererte...

    Fray Miguel de Guevara

    No me mueve, mi Dios, para quererte
    el cielo que me tienes prometido,
    ni me mueve el infierno tan temido
    para dejar por eso de ofenderte.
    Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
    clavado en una cruz y escarnecido,
    muéveme ver tu cuerpo tan herido,
    muévenme tus afrentas y tu muerte.
    ...

  • Imagen
    Francisco de Quevedo

    Desde la torre

    Francisco de Quevedo

    Retirado en la paz de estos desiertos,
    con pocos, pero doctos libros juntos,
    vivo en conversación con los difuntos
    y escucho con mis ojos a los muertos.
    Si no siempre entendidos, siempre abiertos,
    o enmiendan, o fecundan mis asuntos;
    y en músicos callados contrapuntos
    al sueño de la vida hablan despiertos.
    ...

  • Imagen
    Francisco de Quevedo

    Pinta a un doctor en medicina que se quería casar

    Francisco de Quevedo

    Pues me hacéis casamentero,
    Ángela de Mondragón,
    escuchad de vuestro esposo
    las grandezas y el valor.
    Él es un Médico honrado,
    por la gracia del Señor,
    que tiene muy buenas letras
    en el cambio y el bolsón.
    ...