'Yo voy soñando caminos', de Antonio Machado | Poema

Título: Yo voy soñando caminos
Autor: Antonio Machado
Narrador: Francisco Fernández

 

 

Yo voy soñando caminos...

 
Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!...
¿Adónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero...
-la tarde cayendo está-.
"En el corazón tenía
"la espina de una pasión;
"logré arrancármela un día:
"ya no siento el corazón".
 
Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.
 
La tarde más se oscurece;
y el camino que serpea
y débilmente blanquea
se enturbia y desaparece.
 
Mi cantar vuelve a plañir:
"Aguda espina dorada,
"quién te pudiera sentir
"en el corazón clavada".

 

  • Yo voy soñando caminos

    Yo voy soñando caminos
    de la tarde. ¡Las colinas
    doradas, los verdes pinos,
    las polvorientas encinas!...
    ¿Adónde el camino irá?
    Yo voy cantando, viajero
    a lo largo del sendero...
    -la tarde cayendo está-.
    ...

  • Retrato

    Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
    y un huerto claro donde madura el limonero;
    mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
    mi historia, algunos casos que recordar no quiero.
    Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
    —ya conocéis mi torpe aliño indumentario—,
    más recibí la flecha que me asignó Cupido,
    y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.
    ...

  • César Vallejo

    He almorzado solo ahora, y no he tenido
    madre, ni súplica, ni sírvete, ni agua,
    ni padre que, en el facundo ofertorio
    de los choclos, pregunte para su tardanza
    de imagen, por los broches mayores del sonido.
    Cómo iba yo a almorzar. Cómo me iba a servir
    de tales platos distantes esas cosas,
    cuando habrase quebrado el propio hogar,
    ...

  • Fernando Celada

    Ausencia quiere decir olvido,
    decir tinieblas, decir jamás.
    Las aves pueden volver al nido,
    pero las almas que se han querido,
    cuando se alejan no vuelven más.
    ¿No te lo dice la luz que expira?
    ¡Sombra es la ausencia, desolación!
    Si tantos sueños fueron mentira,
    ...

  • Gloria Fuertes

    Si el mar es infinito y tiene redes,
    si su música sale de la ola,
    si el alba es roja y el ocaso verde,
    si la selva es lujuria y la luna caricia,
    si la rosa se abre y perfuma la casa,
    si la niña se ríe y perfuma la vida,
    si el amor va y me besa y me deja temblando.
    ¿Qué importancia tiene todo esto,
    ...

  • José Hierro

    El alemán de Bonn identificaba
    todos los sones de la naturaleza:
    el del mar, el del rio, el del viento y la lluvia,
    el canto del ruiseñor, el de la oropéndola, el del cuco.
    Un día, cantó un ave, y él no oía su canto:
    fue la primera señal de alarma.
    Luego avanzó implacable la sordera
    hasta desembocar en la noche de los sonidos.
    ...