'Manuscrito hallado en una botella', de Edgar Allan Poe

URL de Video remoto

Título: MS hallado en una botella
Autor: Edgar Allan Poe
Narrador: Francisco Fernández

 

 

De mi país y mi familia poco tengo que contar. El trato injusto y el paso de los años me alejaron del uno y me distanciaron de la otra. Una considerable herencia me permitió recibir una preparación poco común, y la inclinación contemplativa de mi ánimo me facilitó la ordenación metódica de los conocimientos que mis tempranos estudios habían ido acumulando asiduamente. Más que cualquier otra cosa, el estudio de los moralistas alemanes me ofrecía un gran placer, no porque equivocadamente admirase yo su elocuente locura, sino por la facilidad con que mis hábitos de pensamiento estricto me permitían descubrir sus falsedades. Se me ha reprochado con frecuencia la aridez de mi espíritu; la falta de imaginación se ha imputado como un crimen; y el pirronismo de mis opiniones me ha dado fama en todo momento. En realidad temo que mi fuerte predilección por la filosofía física haya impregnado mi mente de un error muy frecuente en nuestra época: me refiero a la costumbre de atribuir todo suceso, incluso el menos susceptible de tal atribución, a los principios de aquella ciencia. En general, nadie podría encontrarse menos expuesto que yo al peligro de salirse de los severos límites de la verdad, seducido por los ignes fatui de la superstición. Me ha parecido apropiado establecer esta premisa, para que el increíble relato que he de narrar no sea considerado el desvarío de una tosca imaginación en vez de la experiencia positiva de una inteligencia para la cual los ensueños de la fantasía han sido letra muerta y nula.

 

  • Imagen
    Audiolibro de El gato negro, de Edgar Allan Poe

    El gato negro

    Edgar Allan Poe

    No espero ni pido que nadie crea el extravagante pero sencillo relato que me dispongo a escribir. Loco estaría, de veras, si lo esperase, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Sin embargo, no estoy loco, y ciertamente no sueño. Pero mañana moriré, y hoy quiero aliviar mi alma.


  • Imagen
    Audiolibro de La metamorfosis, de Franz Kafka

    La metamorfosis

    Franz Kafka

    Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto. Estaba echado de espaldas sobre un duro caparazón y, al alzar la cabeza, vio su vientre convexo y oscuro, surcado por curvadas callosidades sobre el que casi no se aguantaba la colcha, que estaba a punto de escurrirse hasta el suelo.


  • Imagen
    Audiolibro de El hombre bicentenario, de Isaac Asimov

    El hombre bicentenario

    Isaac Asimov

    Las Tres Leyes de la robótica:
    1.— Un robot no debe causar daño a un ser humano ni, por inacción, permitir que un ser humano sufra ningún daño.
    2.— Un robot debe obedecer las órdenes impartidas por los seres humanos, excepto cuando dichas órdenes estén reñidas con la Primera Ley.
    3.— Un robot debe proteger su propia existencia, mientras dicha protección no esté reñida ni con la Primera ni con la Segunda.


  • Imagen
    Audiolibro de Un descenso al Mäelstrom, de Edgar Allan Poe

    Un descenso al Maelström

    Edgar Allan Poe

    Ya habíamos alcanzado la cumbre del despeñadero más alto. Durante unos minutos el viejo parecía demasiado fatigado para hablar.