Madrigal 1920, de Federico García Lorca | Poema

  • Reproducir poema: Madrigal 1920, de Federico García Lorca | Audiolibros en Español
    Español

    Madrigal 
     
    Octubre de 1920 (Madrid) 
     
    Mi beso era una granada, 
    profunda y abierta; 
    tu boca era rosa 
    de papel. 
     
    El fondo un campo de nieve. 
     
    Mis manos eran hierros 
    para los yunques; 
    tu cuerpo era el ocaso 
    de una campanada. 
     
    El fondo un campo de nieve. 
     
    En la agujereada 
    calavera azul 
    hicieron estalactitas 
    mis te quiero. 
     
    El fondo un campo de nieve. 
     
    Llenáronse de moho 
    mis sueños infantiles, 
    y taladró a la luna 
    mi dolor salomónico. 
     
    El fondo un campo de nieve. 
     
    Ahora maestro grave 
    a la alta escuela, 
    y mi amor y a mis sueños 
    (caballito sin ojos). 
     
    Y el fondo es un campo de nieve.

    Federico García Lorca (Fuentevaqueros, 5 de junio de 1898 – camino de Víznar a Alfacar, 1936) fue un poeta y dramaturgo español, adscrito a la generación del 27. Desde pequeño entró en contacto con las artes a través de la música y el dibujo. En 1915 comenzó a estudiar Filosofía y Letras, así como Derecho, en la Universidad de Granada. Formó parte de El Rinconcillo, tertulia de los artistas granadinos, donde conoció a Manuel de Falla. Entre 1916 y 1917 realizó una serie de viajes por España con sus compañeros de estudios, que inspiraron su primer libro Impresiones y paisajes (1918). En 1919 se instaló en la Residencia de Estudiantes de Madrid, coincidiendo con numerosos artistas e intelectuales como Luis Buñuel, Rafael Alberti o Salvador Dalí. Allí empezó a florecer su actividad literaria, con la publicación de obras como Libro de poemas (1921) o El maleficio de la mariposa (1920). En 1929 viajó a Nueva York por sugerencia de Fernando de los Ríos, plasmando este viaje en Poeta en Nueva York, que se publicaría cuatro años después de su muerte, en 1940. En 1931 fundó el grupo teatral universitario La Barraca, para acercar el teatro al pueblo mediante obras del Siglo de Oro. Otro viaje a Buenos Aires en 1933 hizo crecer más su popularidad con el estreno de Bodas de Sangre y a su vuelta a España, un año después, siguió publicando diversas obras como Yerma o La casa de Bernarda Alba. En 1936, al regresar a Granada, fue detenido y fusilado por sus ideas liberales.