'La metamorfosis', de Franz Kafka

URL de Video remoto

Título: La metamorfosis
Autor: Franz Kafka
Narrador: Francisco Fernández

 

 

Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto. Estaba echado de espaldas sobre un duro caparazón y, al alzar la cabeza, vio su vientre convexo y oscuro, surcado por curvadas callosidades sobre el que casi no se aguantaba la colcha, que estaba a punto de escurrirse hasta el suelo. Numerosas patas, penosamente delgadas en comparación con el grosor normal de sus piernas, se agitaban sin concierto.

«¿Qué me ha ocurrido?».

No estaba soñando. Su habitación, una habitación normal aunque muy pequeña, tenía el aspecto habitual. Sobre la mesa había desparramado un muestrario de paños. Samsa era viajante de comercio y de la pared colgaba una estampa recientemente recortada de una revista ilustrada y puesta en un marco dorado. La estampa mostraba a una mujer tocada con un gorro de pieles envuelta en una estola también de pieles y que, muy erguida, esgrimía un amplio manguito, asimismo de piel, que ocultaba todo su antebrazo.

Gregorio miró hacia la ventana. Estaba nublado y sobre el zinc del alféizar repiqueteaban las gotas de lluvia, lo que le hizo sentir una gran melancolía.

 

  • Imagen
    Audiolibro de Manuscrito hallado en una botella, de Edgar Allan Poe

    Manuscrito hallado en una botella

    Edgar Allan Poe

    De mi país y mi familia poco tengo que contar. El trato injusto y el paso de los años me alejaron del uno y me distanciaron de la otra. Una considerable herencia me permitió recibir una preparación poco común, y la inclinación contemplativa de mi ánimo me facilitó la ordenación metódica de los conocimientos que mis tempranos estudios habían ido acumulando asiduamente.


  • Imagen
    Audiolibro de La metamorfosis, de Franz Kafka

    La metamorfosis

    Franz Kafka

    Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto. Estaba echado de espaldas sobre un duro caparazón y, al alzar la cabeza, vio su vientre convexo y oscuro, surcado por curvadas callosidades sobre el que casi no se aguantaba la colcha, que estaba a punto de escurrirse hasta el suelo.


  • Imagen
    Audiolibro de El entierro prematuro, de Edgar Allan Poe

    El entierro prematuro

    Edgar Allan Poe

    Hay ciertos temas que por su interés cautivan, aunque resulten en exceso horribles para los propósitos de la auténtica ficción. El buen escritor romántico debe evitarlos si no quiere ofender o desagradar. Sólo pueden ser tratados con propiedad cuando la gravedad y majestad de la verdad los santifican y sostienen.


  • Imagen
    Audiolibro de El gato negro, de Edgar Allan Poe

    El gato negro

    Edgar Allan Poe

    No espero ni pido que nadie crea el extravagante pero sencillo relato que me dispongo a escribir. Loco estaría, de veras, si lo esperase, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia. Sin embargo, no estoy loco, y ciertamente no sueño. Pero mañana moriré, y hoy quiero aliviar mi alma.