'El principito', de Antoine de Saint-Exupéry | Audiolibro 🎧📚

Título: El principito
Autor: Antoine de Saint-Exupèry
Narrador: Francisco Fernández

 

Capítulos de El principito

Mostrar capítulos

CAPÍTULOS
 
A León Werth (00:00:11)
Capítulo 1 (00:01:24)
Capítulo 2 (00:05:19)
Capítulo 3 (00:10:49)
Capítulo 4 (00:14:21)
Capítulo 5 (00:20:51)
Capítulo 6 (00:26:37)
Capítulo 7 (00:28:41)
Capítulo 8 (00:34:56)
Capítulo 9 (00:40:57)
Capítulo 10 (00:44:41)
Capítulo 11 (00:54:43)
Capítulo 12 (00:57:28)
Capítulo 13 (00:59:10)
Capítulo 14 (01:06:05)
Capítulo 15 (01:12:24)
Capítulo 16 (01:19:47)
Capítulo 17 (01:21:58)
Capítulo 18 (01:26:44)
Capítulo 19 (01:27:55)
Capítulo 20 (01:29:54)
Capítulo 21 (01:32:09)
Capítulo 22 (01:42:23)
Capítulo 23 (01:44:35)
Capítulo 24 (01:45:51)
Capítulo 25 (01:51:10)
Capítulo 26 (01:57:27)
Capítulo 27 (02:09:03)

A Leon Werth:

Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una seria excusa: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona mayor es capaz de entenderlo todo, hasta los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona mayor vive en Francia, donde pasa hambre y frío. Verdaderamente necesita consuelo. Si todas esas excusas no bastasen, bien puedo dedicar este libro al niño que una vez fue esta persona mayor. Todos los mayores han sido primero niños. (Pero pocos lo recuerdan). Corrijo, pues, mi dedicatoria:

A Leon Werth cuando era niño.

 

'El principito', de Antoine de Saint-Exupéry

El principito

Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una seria excusa: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona mayor es capaz de entenderlo todo, hasta los libros para niños.


'Lazarillo de Tormes', Anónimo

Lazarillo de Tormes

Yo por bien tengo que cosas tan señaladas, y por ventura nunca oídas ni vistas, vengan a noticia de muchos y no se entierren en la sepultura del olvido, pues podría ser que alguno que las lea halle algo que le agrade, y a los que no ahondaren tanto los deleite.


'El conde Lucanor', de Don Juan Manuel

El conde Lucanor

En el nombre de Dios: amén. Entre las muchas cosas extrañas y maravillosas que hizo Dios Nuestro Señor, hay una que llama más la atención, como lo es el hecho de que, existiendo tantas personas en el mundo, ninguna sea idéntica a otra en los rasgos de la cara, a pesar de que todos tengamos en ella los mismos elementos.


'Alicia en el País de las Maravillas', de Lewis Carroll

Alicia en el País de las Maravillas

En el dorado anochecer
bogamos lentamente;
los brazos siéntense
ceder al remo débilmente.
¡Qué dichoso desfallecer
las manos sin oriente!