El viejo y el mar, de Ernest Hemingway - Debolsillo

El viejo y el mar, de Ernest Hemingway - Debolsillo
El clásico más popular de Ernest Hemingway, que le valió el premio Pulitzer en 1953. Con un lenguaje de gran fuerza y sencillez, El viejo y el mar narra la historia de un viejo pescador cubano a quien la suerte parece haber abandonado, y del desafío mayor al que se enfrenta: la batalla despiadada y sin tregua con un pez gigantesco en las aguas del golfo. Escrito en 1952 por encargo de la revista Life, este relato lo confirmó como uno de los escritores más significativos del siglo XX. La presente edición escolar incluye material didáctico a cargo de Maribel Cruzado. 'Su mejor obra. El tiempo demostrará que es la mejor que cualquiera de nosotros haya escrito, y con eso me refiero a sus coetáneos y a los míos', William Faulkner. 'Al igual que Rousseau, Hemingway nos ha señalado como prueba del valor humano la capacidad de medirse, de lograr, de fracasar', Italo Calvino. 'Tal vez en ningún otro escritor moderno la proeza física, el coraje, la fuerza bruta y el espíritu de destrucción alcanzan una dignidad parecida', Mario Vargas Llosa. 'En sus páginas descubrí que la vida alcanzaba verdadera categoría si la asumíamos decididos a llegar al final de las empresas, sin que importase si estas eran o no trascendentes para los demás', Luis Sepúlveda.
Tapa blanda
189 x 127 mm
208 páginas
8499089984
9788499089980

Índice

Narrativa

Ernest Hemingway (Oak Park, Illinois, 1899) forma parte ya de la mitología de este siglo, gracias no solo a su obra literaria, sino también a la leyenda que se formó en torno a su azarosa vida y a su trágica muerte. Hombre aventurero y amante del riesgo, a los diecinueve años, durante la Primera Guerra Mundial, se enroló en la Cruz Roja. Participó asimismo en la Guerra Civil española y en otros conflictos bélicos en calidad de corresponsal. Estas experiencias, así como sus viajes por África, se reflejan en varias de sus obras. En la década de 1920 se instaló en París, donde conoció los ambientes literarios de vanguardia. Más tarde vivió en lugares retirados de Cuba y Estados Unidos, donde, además de escribir, pudo dedicarse a una de sus grandes aficiones: la pesca, un tema recurrente en su producción literaria. En 1954 obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Siete años después, sumido en una profunda depresión, se quitó la vida.

Otras ediciones de esta obra