'Cinemática', de Vicente Aleixandre | Poema

 

Cinemática

 

Venías cerrada, hermética,
a ramalazos de viento
crudo, por calles tajadas
a golpe de rachas, seco.
Planos simultáneos —sombras:
abierta, cerrada—. Suelos.
De bocas de frío, el frío.
Se arremolinaba el viento
en torno tuyo, ya a pique
de cercenarte fiel. Cuerpo
diestro. De negro. Ceñida
de cuchillas. Solo, escueto,
el perfil se defendía
rasado por los aceros.

Tubo. Calle cuesta arriba.
Gris de plomo. La hora, el tiempo.
Ojos metidos, profundos,
bajo el arco firme, negro
Veladores del camino
— ángulos, sombras — siniestros.
Te pasan ángulos — calle,
calle, calle, calle. Tiemblos.
Asechanzas rasan filos
por ti. Dibujan tu cuerpo
sobre el fondo azul profundo
de ti misma, ya postrero.

Meteoro de negrura.
Tu bulto. Cometa. Lienzos
de pared limitan cauces
hacia noche sólo abiertos.
Cortas luces, cortas agrios
paredones de misterio,
haces camino escapada
de la tarde, frío el gesto,
contra cruces, contra luces,
amenazada de aceros
de viento. Pasión de noche
enciende, farol del pecho,
el corazón, y derribas
sed de negror y silencios.

 

URL de Video remoto

Título: Cinemática
Autor: Vicente Aleixandre
Narrador: Francisco Fernández

 

  • Quiero saber

    Dime pronto el secreto de tu existencia;
    quiero saber por qué la piedra no es pluma,
    ni el corazón un árbol delicado,
    ni por qué esa niña que muere entre dos venas ríos
    no se va hacia la mar como todos los buques.
    Quiero saber si el corazón es una lluvia o margen,
    lo que se queda a un lado cuando dos se sonríen,
    o es sólo la frontera entre dos manos nuevas
    ...

  • El poeta se acuerda de su vida

    Perdonadme: he dormido.
    Y dormir no es vivir. Paz a los hombres.
    Vivir no es suspirar o presentir palabras que aún nos vivan.
    ¿Vivir en ellas? Las palabras mueren.
    Bellas son al sonar, mas nunca duran.
    Así esta noche clara. Ayer cuando la aurora
    o cuando el día cumplido estira el rayo
    final, ya en tu rostro acaso.
    ...

  • Cinemática

    Venías cerrada, hermética,
    a ramalazos de viento
    crudo, por calles tajadas
    a golpe de rachas, seco.
    Planos simultáneos —sombras:
    abierta, cerrada—. Suelos.
    De bocas de frío, el frío.
    Se arremolinaba el viento
    ...

  • Imagen
    Miguel Hernández

    El sol, la rosa y el niño

    Miguel Hernández

    El sol, la rosa y el niño
    flores de un día nacieron.
    Los de cada día son
    soles, flores, niños nuevos.
    Mañana no seré yo:
    otro será el verdadero.
    Y no seré más allá
    de quien quiera su recuerdo.
    ...

  • Imagen
    Miguel Hernández

    Elegía

    Miguel Hernández

    Yo quiero ser llorando el hortelano
    de la tierra que ocupas y estercolas,
    compañero del alma, tan temprano.
    Alimentando lluvias, caracolas
    y órganos mi dolor sin instrumento,
    a las desalentadas amapolas
    daré tu corazón por alimento.
    Tanto dolor se agrupa en mi costado
    ...

  • Imagen
    Baldomero Fernández Moreno

    Soneto de tus vísceras

    Baldomero Fernández Moreno

    Harto ya de alabar tu piel dorada,
    tus externas y muchas perfecciones,
    canto al jardín azul de tus pulmones
    y a tu tráquea elegante y anillada.
    Canto a tu masa intestinal rosada,
    al bazo, al páncreas, a los epiplones,
    al doble filtro gris de tus riñones
    y a tu matriz profunda y renovada.
    ...

  • Exvoto

    Oliverio Girondo

    Las chicas de Flores, tienen los ojos dulces, como las almendras azucaradas de la Confitería del Molino, y usan moños de seda que les liban las nalgas en un aleteo de mariposas.