Declaración de principios, de Alberto Hidalgo | Poema

    Poema en español
    Declaración de principios


    Desde el perfume en que te quiero tanto 
    hasta esa gran ternura que como túnica te viste 
    hay un camino a mi alma 
    que es un camino a mi dicha 

    Ese color tan lento ese color besado que te empieza 
    y tus senos acostumbrados a que mis ojos los estrujen 
    y tu boca de donde sale felicidad a torrentes 
    y la piel que te cubre con lujuria de raso 
    obstáculo exquisito entre mis dientes y tu carne 
    lodo eso desemboca en este amor que me íntegra 

    Tu sonrisa es la época de ser feliz pues se conoce 
    la ciencia de tus labios que muerden desde lejos 
    manos para el milagro de hacer brotar la fuerza de una mecánica muy dulce 
    que habría sido inercia para siempre sin tu gloriosa asistencia 
    En tus piernas se inicia el paraíso 
    paraíso perdido y al fin reencontrado 
    donde vivir en nuestro tiempo la edad de la manzana 
    Nadie ha logrado tu retrato porque tú comienzas 
    en una zona de ti misma difícil al pincel el lente o la palabra 
    Comienzas en el tono la mirada el andar 
    nada del cuerpo te principia, pero tu cuerpo es donde acaba todo 
    hasta la vida en él concluye mas se inicia de nuevo 
    océano al que fluyen atropellados ríos 
    puerto de los deseos y los besos 
    ay adorado cuerpo de mi muerte 

    Y yo era solo, y yo era triste, y yo era un menos y no era yo sin ti 
    No es nada el ángulo que no tiene un lado 
    yo era como él pues me faltabas tú 
    Recién estoy completo como un redondo como un mundo entero