Las campanas de recreo del colegio, de Charles Bukowski | Poema

    Poema en español
    Las campanas de recreo del colegio

    a mi padre le apestaban los pies y tenía una sonrisa 
    que parecía un montón de mierda de perro. 
    cada vez que veía los vigorosos y duros vellos de 
    su barba en el lavabo del cuarto de baño 
    unos pensamientos nauseabundos se apoderaban de mi mollera, la 
    sensación continua de estar rodeado de monigotes. 

    tener la misma sangre que aquella sangre odiada 
    hacía que las ventanas se volvieran intolerables, 
    y la música y las flores y los árboles 
    feos. 
    pero uno tiene que vivir: suicidarse antes de cumplir los diez 
    años 
    es infrecuente. 

    brutales eran los lirios de agua 
    brutales el néctar y el beso 
    brutales las campanas del recreo del colegio. 
    brutales los juegos de softball 
    brutales el fútbol y el voleibol. 
    los cielos eran blancos y altos, 
    y yo miraba las caras de los 
    jugadores 
    y estaban enmascaradas de una forma extraña. 

    ahora como en cafés 
    asisto a conciertos 
    vivo con mujeres 
    apuesto 
    bebo 
    podo setos 
    compro coches 
    tengo amigos y 
    mascotas; 
    asisto a bodas 
    a entierros 
    a combates de boxeo, 
    pago lo que me corresponde de impuestos, 
    hago cola en el supermercado 
    me limpio las uñas 
    me recorto los vellos largos de la nariz, 
    tomo el sol, 
    reparo daños, 
    intento no ofender, 
    me río, 
    escucho las opiniones de mis enemigos, 
    llamo por teléfono a fontaneros y abogados, 
    me remolcan cuando se me avería el coche en la autopista, 
    mis dientes están limpios, 
    busco héroes, 
    me quedo ciego cuando miro el sol mucho tiempo. 

    a mi padre le apestaban los pies y tenía una sonrisa 
    que parecía un montón de mierda de perro. 

    en todas partes pasa lo mismo.

    Charles Bukowski nació en Adernach, (1920-1994). Vivió en su infancia y adolescencia en un entorno familiar y social violento, hecho que marcaría el devenir de su posterior producción literaria. Pieza capital de la que se vino en llamar generación beat, su vida fue tan radical como las historias narradas en sus propias obras. Adicto al sexo, las drogas y el alcohol, su literatura, casi autobiográfica, es fiel reflejo de su lucha contra el aburguesamiento y la comodidad. Su realismo descarnado y lírico y su humor ácido y desencantado han influido en multitud de escritores de generaciones posteriores.

    • Charles Bukowski

      El estilo es la respuesta a todo. 
      Una manera desenvuelta de afrontar algo sórdido o peligroso.  
      Hacer algo sórdido con estilo es mejor que hacer algo peligroso sin estilo. 
      Hacer algo peligroso con estilo, es lo que yo llamo arte. 
      Torear puede ser un arte. 

    • Charles Bukowski

      Hay un pájaro azul en mi corazón que 
      quiere salir 
      pero soy duro con él, 
      le digo quédate ahí dentro, no voy 
      a permitir que nadie 
      te vea. 
      Hay un pájaro azul en mi corazón que 
      quiere salir 
      pero yo le echo whisky encima y me trago 

    • Charles Bukowski

      una vez 
      a los 14 años 
      los creadores me dieron 
      mi único atisbo de 
      esperanza. 
      a mi padre no le gustaban 
      los libros y 
      a mi madre no le gustaban 
      los libros (porque a mi padre 
      no le gustaban los libros). 
      sobre todo los que traía