Traumatismo y muerte del amor, de Xandro Valerio | Poema

    Poema en español
    Traumatismo y muerte del amor


    Traumatismo de amor con gasa y venda, 
    esparadrapo y algodón, y yodo. 
    Quien haya amado y sepa, que comprenda... 
    Yo no puedo decirlo de otro modo. 
    Como era ciego y le cerré mi tienda 
    y llovía, al caer, cayó en el lodo; 
    le salpicó de sangre la contienda 
    y el barro lo manchó, eso fue todo. 
    Cuando el alma cojea, no hay muleta 
    que enderece su andar, ni sinapismo 
    para su loca fiebre sin receta. 
    Que si el amor resbala, ¡ay!, es lo cierto 
    que ya no hay quien lo salve del abismo. 
    ¡El mío tropezó, y cayó muerto! 



    • ¡Paso al dolor! No ese dolor ambiguo, 
      de la amada, la flor, y el viento blando, 
      sino el dolor con que yo me santiguo, 
      mis ¡cómos! y ¡porqués!, desorbitado. 
      Este dolor que mis huesos taladra, 
      perfecto, triangular, Dios en cadena, 



    • ¡Vendo estrellas al peso! Linda cosa. 
      Pero te costará poco dinero. 
      Música, sueño y beso y lira y rosa, 
      y un buen “stock” de luna y de lucero! 
      ¿Cómo? ¿Diez? ¡Qué más da! No está en el precio 
      la razón de la venta, y mucho o poco, 



    • Yo no escucho lo que dicen 
      las lenguas de vecindonas 
      porque de sobra yo sé 
      por quien está su persona. 
      Cinco luceros azules 
      alumbran cinco farolas 
      desde su casa a mi casa 
      desde su boca a su boca 
      Cinco añitos que le quiero