Mis pequeñas enamoradas, de Arthur Rimbaud | Poema

    Poema en español
    Mis pequeñas enamoradas


    Un hidrolito lagrimal lava 
    los cielos color de berza 
    bajo el árbol de tiernos retoños 
    que vuestros cauchos babea, 

    blancos, con sus lunas singulares 
    y sus redondos pialatos: 
    ¡entrechocad vuestras rodilleras 
    mis adefesios amados! 

    En aquellos tiempos nos queramos, 
    ¡mi azul y triste adefesio! 
    comíamos huevos al minuto 
    y murajes color cielo. 

    Una noche me ungiste poeta, 
    mi adefesio rubio y garzo: 
    ven a mi lado, quiero azotarte 
    cuando estés en mi regazo. 

    Vomité tu crasa bandolina 
    lustroso adefesio negro: 
    tú, mi bandolón me cortarías 
    por lo sano, a ras del pelo. 

    ¡Qué asco, mi saliva reseca, 
    adefesio pelirrojo, 
    emponzoña aún las trincheras 
    de tus dos pechos orondos! 

    ¡Pequeñas enamoradas mías, 
    cuánto y cuánto puedo odiaros! 
    ¡Parchead con tristes bofetadas 
    vuestras tetas, que dan asco! 

    ¡Saltad, saltad, viejas escudillas 
    repletas de sentimiento; 
    vamos, saltad, a ser bailarinas 
    tan sólo por un momento! 

    Los omóplatos se os desencajan, 
    amores, amores míos: 
    con una estrella en el lomo, cojas, 
    ¡a seguir con vuestros giros! 

    ¡Y para colmo, yo he rimado 
    en honor de estos perniles! 
    ¡Si os pudiera romper las caderas 
    y de mi amor redimirme! 

    Montón sin gracia de estrellas rotas 
    volved a vuestros rincones 
    ––Reventaréis en Dios, bien cargados 
    de ignominia los serones. 
    Bajo las lunas particulares 
    y sus redondos pialatos, 
    ¡entrechocad vuestras rodilleras, 
    mis adefesios amados! 

    Arthur Rimbaud (1854-1891) fue un poeta francés conocido por su influencia sobre literatura y artes modernas, que prefiguraron el surrealismo. Comenzó a escribir a una edad muy temprana y destacó como estudiante, pero abandonó su educación formal en su adolescencia para huir de su hogar a París en medio de la Guerra franco-prusiana. Durante su adolescencia tardía y su edad adulta temprana comenzó la mayor parte de su producción literaria, luego dejó de escribir por completo a la edad de 20 años, después de reunir una de sus principales obras, Illuminations