Técnicas del acoso, de Heberto Padilla | Poema

    Poema en español
    Técnicas del acoso


    Pueden fotografiarlas 
    junto a un rosal 
    en un jardín etrusco 
    frente a la columnata del Partenón 
    con sombreros enormes 
    entre cactus en México 
    llevando los colores de moda 
    el pelo corto o largo 
    y boinas de través como conspiradores: 
    no cambiarán 
    no dejarán de ser las mismas 
    la barbilla en acecho 
    el rostro de óvalo 
    y los ojos cargados de un persistente desamparo 
    ¿pero qué pensamientos 
    se agitan debajo de las melenas crespas 
    o lacias 
    de estas muchachas que ilustran 
    las revistas de moda? 
    Casi todas son pálidas 
    y están como cansadas 
    Las líneas de sus manos son estrictas y melancólicas 
    Mudan cada seis meses 
    de vestidos zapatos peinados y sombreros 
    y yo siempre descubro 
    un rizo fantasmal 
    bajo la onda bermeja 
    No importa que se cubran con pieles de visón 
    o lleven botas de vinilo 
    faldas de cuero 
    o usen nuevas pelucas: 
    siempre las reconozco 
    bajo cualquier disfraz 
    lo mismo que a un espía 
    Además 
    me persiguen en trenes o en aviones 
    sobre todo de noche 
    se benefician con la oscuridad 
    andan de tres en tres 
    a mi espalda 
        a mi lado frente a mí 
    Dos trepan a los árboles 
    con la cámara en la mano 
    otra resbala debajo de un avión 
    con el ojo torcido de las agonizantes 
    y observan y miden mis reacciones 
    para indagar si tiemblo o lloro ante la muerte 

    Que sufra tenga hambre o las desee no les 
    importa 

    Su tarea 
    no es hacer el amor sino ilustrarlo