Salta antes de mirar, de Wystan Hugh Auden | Poema

    Poema en español
    Salta antes de mirar


    Salta antes de mirar 
    La sensación de peligro no debe desaparecer: 
    el camino es sin duda tan breve como escarpado, 
    por muy paulatino que parezca desde aquí; 
    mira si quieres, pero tendrás que saltar. 

    Los hombres duros se ponen sensibleros en sueños 
    y quebrantan las ordenanzas que cualquier necio puede respetar; 
    no es la convención sino el miedo 
    lo que tiene tendencia a desaparecer. 

    Los esfuerzos cavilosos de la masa atareada, 
    la suciedad, la imprecisión y la cerveza 
    rinden unas cuantas agudezas todos los años; 
    ríete si puedes, pero tendrás que saltar. 

    Las prendas que se considera adecuado vestir 
    no serán baratas ni prácticas, 
    mientras consintamos en vivir cual ovejas 
    y nunca mencionar a quienes desaparecen. 

    Mucho cabe decir a favor del desparpajo social, 
    pero alegrarse cuando no hay nadie 
    es más difícil incluso que el llanto; 
    nadie mira, pero tienes que saltar. 

    Una soledad de diez mil brazas de hondura 
    sustenta el lecho en el que yacemos, cariño: 
    aunque te quiero, tendrás que saltar; 
    nuestro ensueño de seguridad debe desaparecer.