Día de otoño, de Rainer Maria Rilke | Poema

    Poema en español
    Día de otoño


    Señor: es hora. Largo fue el verano. 
    Pon tu sombra en los relojes solares, 
    y suelta los vientos por las llanuras. 

    Haz que sazonen los últimos frutos; 
    concédeles dos días más del sur, 
    úrgeles a su madurez y mete 
    en el vino espeso el postrer dulzor. 

    No hará casa el que ahora no la tiene, 
    el que ahora está solo lo estará siempre, 
    velará, leerá, escribirá largas cartas, 
    y deambulará por las avenidas, 
    inquieto como el rodar de las hojas. 

    Rainer Maria Rilke nació en Praga en diciembre de 1875. Estudió en uno de los mejores colegios de dicha ciudad y luego ingresó en una academia militar, que abandonó para estudiar letras y filosofía en las universidades de Praga, Munich y Berlín. De esa época datan sus primeros libros de poesía: Vida y canciones (1895), Coronado de sueño (1897) y Adviento (1898). Un viaje a Rusia en 1899 le inspiraría años más tarde sus conocidas Elegías del Duino (1922). La leyenda del amor y muerte del alférez Christoph Rilke y el libro Cuadernos de Malte Laurids Brigge atrajeron la atención de los críticos sobre él, especialmente en Francia, donde había residido y había trabado amistad con el escultor Auguste Rodin y el escritor André Gide. Tras la primera guerra mundial, en la que participó brevemente, viajó por varios países mediterráneos y finalmente se estableció en Suiza, donde publicaría los Sonetos a Orfeo, una de sus obras más conocidas. Murió en 1926.