Ahora también en Spotify

 

'El cálculo', de Concepción Arenal | Poema

Título: El cálculo
Autora: Concepción Arenal
Narrador: Francisco Fernández

 

 

El cálculo

 

Jacinto el estudiante,
dispuesto, vivaracho,
excelente muchacho,
era un poco pedante.
 
Un día que a saltar
con más afán se esfuerza,
ocúrrele la fuerza
del salto calcular.
 
«Somos muy majaderos,
sin regla trabajamos,
y así nos fatigamos
-dijo a sus compañeros-.
 
Formemos ecuación:
Y, fuerza; E, distancia;
todo desde la infancia
debe hacerse en razón.»
 
Mas los otros rapaces,
menos adelantados,
cálculos complicados
de hacer no eran capaces.
 
Y prosiguen saltando
con la mayor destreza,
sin gastar la cabeza
sus fuerzas calculando.
 
Busca papel y pluma
el mozo y, con gran flema,
el propuesto problema
da por resuelto en suma.
 
«¡La ciencia cómo eleva!,
-dice- ¡oh, cuánto fecunda!»
Y una zanja profunda
saltar quiere por prueba;
 
al cálculo sujeta
su esfuerzo, pero ¡zas!,
cae, y a poco más
llévasele pateta.
 
dio tan fuerte porrazo
que por muy bien librado
se tuvo el desdichado
con dislocarse un brazo.
 
En esto una lección
nos da el pobre jacinto:
nunca lo que es de instinto
pidas a la razón.

 

  • El temple

    «¿Decidme por qué razón
    uno al hierro, otro al acero,
    comparaba D. Antero
    a Nemesio y a León?»
    «Porque con los dos metales
    gran semejanza se advierte:
    uno débil, otro fuerte,
    vinieron al mundo iguales.
    ...

  • El sobrio y el glotón

    Había en un lugarón
    dos hombres de mucha edad,
    uno de gran sobriedad
    y el otro gran comilón.
    La mejor salud del mundo
    gozaba siempre el primero,
    estando de Enero a Enero
    débil y enteco el segundo.
    ...

  • El pajarero

    En cierto lugar habia
    un ricacho solterón
    con la más rara afición,
    o si se quiere mania.
    Y era pájaros juntar,
    con maña domesticarlos,
    y aun [a] algunos enseñarlos
    palabras a pronunciar.
    ...

  • El mastín y el gallo

    Sabido es de cada cual
    que aún mucho más que el caballo,
    entre los vanos, el gallo
    es vanidoso animal.
    Había en cierto lugar
    uno que el cuello inclinaba
    cuando la puerta pasaba
    por temor de tropezar;
    ...

  • Imagen
    Alfonsina Storni

    Hombre pequeñito

    Alfonsina Storni

    Hombre pequeñito, hombre pequeñito,
    Suelta a tu canario que quiere volar...
    Yo soy el canario, hombre pequeñito,
    déjame saltar.
    Estuve en tu jaula, hombre pequeñito,
    hombre pequeñito que jaula me das.
    Digo pequeñito porque no me entiendes,
    ni me entenderás.
    ...

  • Imagen
    Rosalía de Castro

    Del mar azul las transparentes olas...

    Rosalía de Castro

    Del mar azul las transparentes olas
    mientras blandas murmuran
    sobre la arena, hasta mis pies rodando,
    tentadoras me besan y me buscan.
    Inquietas lamen de mi planta el borde,
    lánzanme airosas su nevada espuma,
    y pienso que me llaman, que me atraen
    hacia sus salas húmedas.
    ...

  • Imagen
    Manuel Acuña

    A la patria

    Manuel Acuña

    Ante el recuerdo bendito
    de aquella noche sagrada
    en que la patria alherrojada
    rompió al fin su esclavitud;
    ante la dulce memoria
    de aquella hora y de aquel día,
    yo siento que en el alma mía
    canta algo como un laúd.
    ...

  • Imagen
    Alfonsina Storni

    Veinte siglos

    Alfonsina Storni

    Para decirte, amor, que te deseo,
    sin los rubores falsos del instinto.
    Estuve atada como Prometeo,
    pero una tarde me salí del cinto.
    Son veinte siglos que movió mi mano
    para poder decirte sin rubores:
    "Que la luz edifique mis amores".
    ¡Son veinte siglos los que alzo mi mano!
    ...