Concepción Arenal

Audiolibros de Concepción Arenal


'Fábulas en verso (originales)', de Concepción Arenal

'Fábulas en verso (originales)', de Concepción Arenal | Audiolibro 🎧📚

Título: Fábulas en verso (originales)
Autor: Concepción Arenal
Narrador: Francisco Fernández

 

Había en un lugarón
dos hombres de mucha edad,
uno de gran sobriedad
y el otro gran comilón.

La mejor salud del mundo
gozaba siempre el primero,
estando de enero a enero
débil y enteco el segundo.



Poemas de Concepción Arenal


Concepción Arenal

La torre cuadrada

Habrás lector oído,
(si no, lo oyes ahora),
que una torre cuadrada
por ilusión de óptica,
al que la ve de lejos
parécele redonda.
Lo propio sucedióle
a juanito carmona,
...



Concepción Arenal

El murciélago y el ruiseñor

«¡Oh! Enojosa luz del día!
¡Del sol horrible presencia!
¡Y cuán dulce la existencia
sin vosotros gozaría!
¡Entonces con libertad
saliera yo a cualquier hora
sin huir como hago ahora
la enemiga claridad!
..



Concepción Arenal

El espejo y la verdad

En uno de los viajes
que tuvo la mala idea
de hacer no sé con qué objeto
la Verdad sobre la tierra,
oyó de un espejo amigo
sentidas y amargas quejas.
«¿De qué me sirve -decía-
que, fiel a tus advertencias,
...



Concepción Arenal

El gorrión y la hormiga

Iba un día cierta hormiga
del verano en lo más recio,
sudando a más y mejor,
camino de su granero.
Salió al paso y la detuvo
un gorrión muy atento,
haciendo una cortesía
cual pudiera un palaciego.
...



Concepción Arenal

Los dos perros

Dos perros, uno sapiente
y otro que nada sabía,
estaban hablando un día
de su vida diferente.
«La mía -dijo el primero-
está llena de delicias,
hácenme todos caricias,
como bien, y cuanto quiero.»
...



Concepción Arenal

Los dos caballos

Cuidaba mucho un francés
dos caballos por su mano;
era el uno jerezano
y era el otro cordobés.
Ambos de ardiente mirada,
ambos de fuerte resuello,
grueso y encorvado el cuello,
la cabeza descarnada.
...



Concepción Arenal

Los dos herradores

Yo conocí un mariscal,
vulgo albéitar o herrador,
sempiterno clavador
de todo pobre animal.
Lo parece, mas no es cuento:
tan buena maña se daba
que los caballos clavaba
noventa y nueve de ciento.
...



Concepción Arenal

El aturdido

De química un profesor,
porque a su intento convino,
con espíritu de vino
la humedece, y sin temor
a su mano aplica fuego,
que ardía sin propio daño.
Y del fenómeno extraño
la explicación daba luego.
...



Concepción Arenal

La pera verde y podrida

Iba un día con su abuelo
paseando un colegial,
y debajo de un peral
halló una pera en el suelo.
Mírala, cógela, muerde,
mas presto arroja el bocado
que muy podrido de un lado
estaba, y del otro verde.
...